656 427 340
  • Calle Benicarlo, 62 Entlo. VILA-REAL 12540 (Castellón)
p.flor@patriciaflor.com

Apego seguro y satisfacción de pareja


El apego seguro… ¿qué es?

 

El apego ha sido para mí un tema muy interesante desde que comencé la carrera y tuve la primera asignatura de Desarrollo Evolutivo. Recuerdo que una de las temáticas que más me interesaron de las clases fue la relacionada con las relaciones interpersonales, concretamente las relaciones de pareja. El apego ha sido muy estudiado en relación al vínculo materno-filial que se genera entre la madre y el hijo o la hija. Existen varios estilos de apego (generalmente divididos entre apego seguro e inseguro), cada uno de ellos con sus características y consecuencias concretas, teniendo en cuenta que el apego seguro es el apego que mayor estabilidad aportará al menor, y por tanto se considera el “mejor”.

El apego podría denominarse vínculo afectivo. Aunque no todas las personas dentro del ámbito de la psicología “creen” en el apego adulto, yo sí lo creo.

En estos momentos los estudios relacionados con el apego adulto están aumentando: la mayoría de ellos usando autoregistros, que al final no dejan de aportar una visión subjetiva de cada persona. Durante mi estancia de investigación en la Universidad de California, tuve el placer de conocer el laboratorio donde estaban analizando ese apego adulto usando medidas psicofisiológicas o biológicas, que podrían entenderse como medidas más “objetivas” (a pesar de que ambos tipos de estudios tienen la misma validez atendiendo a unos mínimos, y que a mí particularmente me gustan mucho los estudios donde se emplean autoregistros diarios de cada persona que participa en el estudio).

Diamond (2001) también estudió el apego adulto empleando medidas psicofiológicas. En su estudio hablaba sobre la importancia de la hormona oxitocina para la generación y mantenimiento de esos vínculos. La oxitocina ha mostrado tener efectos anti estrés. No es la primera vez que hablo sobre las influencias de la satisfacción con la pareja y la relación con un mejor estado de salud… pero puede resultar evidente si cuando estamos con nuestra pareja, existe la segregación de oxitocina, por ende nos reduce los niveles de estrés, y en consecuencia (a largo plazo) nos encontramos con una mejor salud cardiovascular.

Al final el apego se reduce en sentir seguridad cuando estás con la otra persona; aportando la seguridad que necesitas para explorar el mundo. Cuanta mayor seguridad, mayor cercanía. Cuanta mayor cercanía, mayor segregación de oxitocina (a través de abrazos, besos, sexo). Cuando más oxitocina menos nivel de estrés. Cuanto menos nivel de estrés, mejor salud. Y con todo esto podemos decir que cuanto más seguro sea nuestro apego (porque un apego inseguro tendría el efecto contrario, incluso donde se ven influidos los niveles de estrés pero al contrario, es decir, se elevan), más satisfacción en tu relación.

 

Patricia Flor

Psicóloga Jurídica y Mediadora Familiar Col. CV14213

Centro de Psicología y Mediación Familiar Patricia Flor

Sígueme en Redes Sociales

Diamond, L. M. (2001). Contributions of psychophysiology to research on adult attachment: Review and recommendations. Personality and Social Psychology Review, 5(4), 276-295.