656 427 340
  • AVDA. Mediterráneo, 9 (entlo. 3) VILA-REAL 12540 (Castellón)
p.flor@patriciaflor.com

Ikea y la felicidad en pareja


A mí me encanta Ikea. Una mezcla entre la sencillez y la elegancia, la tranquilidad, serenidad y sensación de bienestar… me atrapa cada vez que voy. Y no soy a la única que le pasa. Creo. Yo observo, sobre todo a las personas. No como juzgar, sino más bien por el mero hecho de observar sus reacciones, si se ven felices o si por lo contrario denoten que tienen algún tipo de preocupación que ronda su mente. Pues eso mismo hago cuando voy a Ikea: observo. Sobre todo a las parejas que se encuentran allí realizando compras o sencillamente creando ilusiones sobre su futura casa. ¡Qué bonita la ilusión!

Aquí es donde yo quería llegar… la ilusión. Esa ilusión que se traduce en planes juntos, en una vida con objetivos y metas comunes. Y es que esta es una de las claves que hace que una relación perdure. Las personas necesitamos retos, tanto personales, laborales como en pareja. Porque queramos o no, a nuestro cerebro le gusta. Quizá es vago en ocasiones, pero si hay algo que le motive va a ir a por ello. Y una de las cosas que más le motiva es eso mismo: los retos y conseguir metas. Dicen mis compañeros y compañeras neurobiólogas que el cerebro segrega más dopamina (comúnmente conocida como la hormona de la felicidad) mientras estamos tratando de llegar a una meta que cuando la hemos conseguido. Y tiene sentido, porque la dopamina es precursora tanto de la noradrenalina como de la adrenalina.

Por la consulta pasan parejas que no lo están pasando bien, que consideran que discuten mucho, y sienten que su relación ha cambiado. En situaciones así es importante detenerse, tomar perspectiva, y valorar si continúa existiendo la ilusión por esa meta común. De lo contrario, valorar si se puede recuperar, o no.

 

Patricia Flor

Psicóloga Jurídica y Mediadora Familiar Col. CV14213

Centro de Psicología y Mediación Familiar Patricia Flor