656 427 340
  • Calle Benicarlo, 62 Entlo. VILA-REAL 12540 (Castellón)
p.flor@patriciaflor.com

¿Cómo influye la emoción sobre tu memoria y forma de pensar?


Los sentidos sensoriales tienen el inmenso poder de evocar una emoción.

No hay nada más bonito que ver cómo una persona que escucha un canción evoca en ella un recuerdo bonito (estoy segura de que ese recuerdo era bonito) y deja en ella una emoción de tristeza pese a ese recuerdo. Algo similar puede ocurrir, en mi caso, con el olor a monas de Pascua recién hechas: me trae recuerdos de cuando las hacía con mi abuela y eso me llena de alegría.

Estos dos ejemplos se establecen en nuestra memoria durante tanto tiempo porque en el momento en el que los vivimos éramos conscientes de ello, estábamos ahí, en ese preciso momento y lugar, el aquí y el ahora. Atender para sentir y recordar. Y cuanta mayor sea la valencia emocional, mayor vamos a recordar y memorizar. Por “inútil” que pueda parecer el recuerdo.

La razón de todo esto reside en que la información emocional no solo se codifica mejor, sino que también se olvida menos. Todos los momentos que consigan crear una intensidad emocional, serán recordados durante mucho más tiempo: la sensación de libertad cuando estás viendo el concierto de alguien que te gusta mucho, la admiración cuando te firma una camiseta tu mayor ídolo/a, el recuerdo del primer beso con alguien especial en un momento especial. Eso, eso será difícil de olvidar. Y si vuelves a recordar, volverás a sentir. Y sentir nos hace estar vivxs.

 

Patricia Flor

Psicóloga Jurídica y Mediadora Familiar Col. CV14213

Centro de Psicología y Mediación Familiar Patricia Flor

Sígueme en Redes Sociales