656 427 340
  • Calle Benicarlo, 62 Entlo. VILA-REAL 12540 (Castellón)
p.flor@patriciaflor.com

¿Los animales sienten?


Los sentimientos de los animales tal vez parezca una pregunta obvia, o ridícula o absurda… según se mire.

Algunos o algunas de nosotras pensaríamos que la respuesta sería directamente sí. Una afirmación rotunda: los animales sí sienten. Ahora bien, ¿sienten de la misma forma todos ellos? ¿Sienten de la misma forma que las personas humanas? ¿y sobre todo, qué entendemos por sentir?

Ante esta pregunta lo primero que me planteé fue la definición de un sentimiento y una emoción. Un sentimiento es, para mí, la expresión no verbal de esa emoción, las experiencias emocionales subjetivas. Una emoción implica la propia experiencia subjetiva de una situación, junto con la activación fisiológica que probablemente dará lugar a ese sentimiento (o en parte) y respuesta motora que dará lugar a la acción (o en parte).

Atendiendo a las definiciones anteriores, me planteo: ¿un pez siente de la misma forma que un perro? ¿o que una rata? ¿o que una persona humana mismamente?

Desde mi punto de vista no. Pero claro… todo depende de en qué nos basemos para justificarlo. Si nos centramos en un razonamiento desde aspectos neurobiológicos, entonces tendremos que conocer si el pez, por ejemplo, dispone de un sistema límbico que le permite recibir información sensorial y en base a ello responder. Si nos centramos en un razonamiento más conductual, entonces podremos observar que incluso un pez cuando siente miedo existe tanto una activación fisiológica como una respuesta motora (de huida o bloqueo, al igual que ocurre en personas humanas).

Dicho todo esto, y bajo mi consideración, sí creo que los animales sienten, de una forma distinta pero similar a nosotros y nosotras, en el sentido de que se pueden observar respuestas emocionales y fisiológicas en animales, aunque los constructos o denominaciones de sus propias experiencias emocionales, la de los animales me refiero, sea probablemente distinta a la nuestra. Así que, tengáis el animal que tengáis, aunque sea un pececillo, cuidadlo y mimarlo mucho (L).

                                                                                                         

Patricia Flor

Psicóloga Jurídica y Mediadora Familiar Col. CV14213

Centro de Psicología y Mediación Familiar Patricia Flor

Sígueme en Redes Sociales

Darwin, C., & Rodríguez, T. R. F. (1984). La expresión de las emociones en los animales y en el hombre. Madrid: Alianza.