656 427 340
  • AVDA. Mediterráneo, 9 (entlo. 3) VILA-REAL 12540 (Castellón)
p.flor@patriciaflor.com

Los polos opuestos, ¿se atraen?


¿Conocéis la teoría de la atracción? Habla de las cualidades que tienen las personas y que resultan más atractivas para la mayoría de la población. De acuerdo a ella, existen tres ingredientes que inician la atracción de una persona a otra. En primer lugar la proximidad, referido a la cercanía geográficamente hablando. No significa que no pueda llevarse a cabo una relación a distancia, pero que la proximidad facilita el establecimiento o inicio en una relación. Por otro lado está el atractivo físico. Resulta innegable afirmar que el físico parece ser la primera premisa para sentirnos atraídos hacia otra persona. Y por último, la similitud. Los polos no opuestos. Las conversaciones, gustos, preferencias o temas en común, que nos sorprenden cuando les gusta en lo que coincidimos.

Creamos nuestras vidas adaptadas a la sociedad en la que vivimos, por ello la proximidad es importante. Por otro lado, percibimos que las personas atractivas son más sanas, felices, sensibles, tienen mayores habilidades sociales, son más exitosas, aunque no más honestas. Es un fenómeno social el hecho de que las personas que son aceptadas socialmente también nos parecen más atractivas.

Y otro fenómeno curioso derivado de la teoría de la atracción señala que la exposición repetida a un estímulo hace que te acabe gustando, porque lo tomamos como algo que nos es familiar y transmite seguridad. Por tanto, cuando mayor tiempo pasemos con una persona, mayor probabilidad de que nos acabe gustando.

Con todo esta información, ¿sigues pensando que los polos opuestos se atraen?

 

Patricia Flor

Psicóloga Jurídica y Mediadora Familiar Col. CV14213

Centro de Psicología y Mediación Familiar Patricia Flor